-

La transferencia del conocimiento a la gestión.

Hoy se ha celebrado la Conferencia del Dr. John Lavis, MD (Queens), MSc (LSE), PhD (Harvard) “Supporting the use of research evidence in health organizations and systems. Knowledge transfer to management” (“Fomentando el uso de la evidencia basada en la investigación en las organizaciones y los sistemas de salud. La transferencia del conocimiento a la gestión”). organizada por La Unidad de Investigación en Cuidados de Salud (Investén-isciii) en el Instituto de Salud Carlos III de Madrid.

El Dr John Lavis ha presentado 4 niveles donde se puede aplicar la evidencia basada en investigación: biomédico, clínico, a nivel de población/ciudadanía y de sistema de salud para focalizarse durante la conferencia en los tres últimos. La audiencia objetivo de la evidencia basada en investigación son los ciudadanos, los profesionales y los reguladores/gestores/políticos.

Lavis ha resaltado la importancia de una buena implementación, de la necesidad de tener accesos a las evidencias (a bases de datos, a los meta-análisis…), de entender los marcos de análisis y las posibles opciones y en la necesidad de construir las competencias para poder acceder, entender, filtrar y aplicar la evidencias.

Ha mostrado también las lecciones aprendidas de Canadá, por ejemplo a través de lo que ha llamado servicios mensuales de evidencias, apoyo para la consecución de evidencias, fomento del diálogo a distintos niveles (organizacionales y con la ciudadanía), formación y comunicación de la evidencia disponible.

Por último y quizás lo más relevante, ha sugerido un ejercicio de aplicación de su conferencia al caso español y ha puesto foco en lo que podríamos organizar en cuatro bloques:

  1. Clima. Hay que construir un clima que aprecie la evidencia basada en investigación, donde los líderes de las organizaciones relacionadas con la salud y sus sistemas deben jugar un papel crucial.
  2. Priorización. Hay que producir y sintetizar investigación relevante para los distintos grupos de interés. Poniendo foco en listas de temas relevantes para los gestores y distinguiendo las prioridades de corto y medio-largo plazo.
  3. Traducción y usabilidad. Hay que conseguir que los resultados de la investigación sean fáciles de usar por todos los grupos de interés. Por ejemplo produciendo resúmenes que puedan utilizarse de forma práctica en las discusiones y que incluyan los principales problemas, las distintas alternativas y aspectos claves de la implementación. También ha sugerido producir una listado de investigación de calidad revisada; una unidad específica que sea capaz de responder ágilmente a las necesidades. También es importante no olvidarse de fomentar las capacidades para encontrar y usar la evidencia.
  4. Diálogo y toma de decisiones basadas en evidencia. Hay que pedir a los grupos de interés que documentar las evidencias utilizadas y el proceso seguido en realizar las recomendaciones así como fomentar el diálogo entre los distintos grupos familiarizados con la evidencia.

 

A continuación encontraréis más detalles de la conferencia del Dr Lavis, las lecciones aprendidas y la aplicación al caso español en el siguiente Storify.

Escribe tu comentario

  • ([:es]no sera publicado[:en]will not be published)